La Almendra

El almendro ( árbol productor de la almendra) es, probablemente, originario de las zonas cálidas de Asia desde donde fue introducido en el Cuenca Mediterránea por los  fenicios y desde allí expandido por los romanos. Actualmente se cultiva en todo el mundo, aunque son los países ribereños del Mediterráneo y Norte de América los mayores productores.

Nombre científico Prunus dúlcis o Amygdalus dulcis.

(Almendro; cat.:ametller; eusk.: almendrondoa; gall.: amendoeira; port.:amendoeira).

En el mundo se producen 1,8 millones de toneladas l año, siendo EE.UU. (California) el primer productor, 780000 t/año, seguido de España (280000 t/año), Siria (140000 t/año) e Italia (115000 t/año). De la producción española, cerca del 20% se exporta al resto de países de la UE, sobretodo Alemania(30%), Francia (20%) e Italia(15%).

 

historia del almendro

En España, la superficie destinada a su cultivo es de 650000 ha; Andalucía con 187000 ha, ocupa la primera posición, seguida de la Comunidad Valenciana, con 120000 ha, Murcia 75000 ha, Cataluña 70000 ha, Aragón 65000 y Baleares 62000 ha. El 90% de estas plantaciones están en régimen de secano.

Descripción de este fruto seco llamado almendra

La almendra, Prunus amygdalus, pertenece al Orden Rosales, Familia Rosaceae. Es un árbol de hoja caduca, alto 84-6m, en condiciones de cultivo) y de porte generalmente erguido. Posee un solo tronco, de corteza lisa al principio pero que con los años se vuelve tortuosa, rugosa, agrietada y escamosa. Posee unas raíces potentes, poco ramificadas y profundas.

Sus características botánicas no son distintas a las del resto frutales de hueso. así, sus hojas son lanceoladas, de color verde brillante. Las yemas, de flor y de madera situadas juntas en una estructura triple (dos de flor reodeando a una vegetativa) en los ramos mixtos, o separadamente en ramos de madera, las de madera, o en ramos de mayo, las de flor, y en todos los casos situadas en madera del año anterior, las yemas de flor brotan antes que las de madera. Las flores, hermafroditas, poseen 5 sépalos verdes, 5 pétalos, blancos o rosados, y estambres libres; son generalmente, autoincompatibles, pero presentan buena polinización cruzada entre variedades. El fruto, sin embargo, difiere ligeramente del resto de los frutales de hueso ya que su mesocarpo consiste en un tejido poco desarrollado, verde y pubescente que no es comestible, y que en la madurez sufre dehiscencia; su desarrollo, por tanto, si bien presenta una doble sigmoide, tiene una fase lienal de crecimiento apenas perceptible.

descripción de las almendras

 

La parte comestible del fruto es la semilla (al almendra) que se aloja en el interior de un endocarpo lignificado. Esta presenta un contenido reducido en grasas saturadas (8%), moderado(15-18%) en poliinsaturadas y alto (70-75%) en mono-insuradas; posee, también, altos contenidos en vitamina E, desde 40 a 400 mg por 100g de aceite.

Beneficios del consumo de almendras

Cultivado desde tiempo inmemorial en la cuenca del Mediterráneo, la almendro es un árbol poco exigente y que necesita escasos cuidados, de gran valor decorativo en la época de floración, por lo que se cultiva con frecuencia como ornamental; por su carácter rústico se emplea como patrón de injerto para los frutales de hueso, especialmente para los melocotoneros. La madera es rojiza, muy dura y se aprovecha para chapas y como combustible, lo mismo que las cáscaras leñosas de las almendras; estas últimas, trituradas, se utilizaron con frecuencia para falsificar la canela, y se han empleado para transformar el coñac los vinos blancos añejos. Pero la importancia del almendro reside sobre todo en las pepitas de su fruto o almendras; las dulces se consumen en gran cantidad en respostería, para la fabricación de mazapanes, turrones, peladillas y muchos otros dulces, al tiempo que sirven de condimento, para comer crudas ( son especialmente deliciosas con higos secos) y para la obtención de la leche y aceite de almendras. El aceite de almendras se obtiene por expresión en frío, y se emplea como laxante y emoliente( para ablandar y suavizar la piel, especialmente en cosmética, para preparar cremas y linimentos), cicatrizante y antiinflamatorio.

beneficios del consumo de almendras

Las almendras contienen una especie de caseína, que disuelta en agua suministra la leche de almendras, de gran valor en los regímenes alimenticios.

Las almendras amargas ( yen menor cantidad las almendras dulces verdes, con la pepita sin cuajar, los denominados almendrucos) contienen el heterósido amigdalina, responsable del sabor amargo y capaz de descomponerse por acción enzimática liberando ácido cinhídrico, veneno muy potente al que deben las almendras amargas su olor característico; a veces bastan una veintena para producir la muerte de un adulto, por lo que se debe limitar su uso como aromatizante, precaución que conviene extender al consumo excesivo de almendrucos por los niños.

Con las almendras amargas se prepara el agua destilada de almendras amargas, que se usa como aromatizante y tiene propuedades antiespasmódicas ( a pequeñas dosis y con vigilancia facultativa, pues su usuo es peligroso por la amigdalina).

Con las almendras dulces se elabora también una horchata contra la tos.

La goma que a menudo exudan los almendros se ha usado en medicina popular como astringente.

Variedades de almendros

Dado el caracter casi general de autoincompatibilidad de las  flores de esta especie y que la mayor parte de las plantas han sido muchas veces multiplicadas por semillas y sin injertar, exiten numerosísimas variedades de almendras. En estas condiciones cualquier criterio de clasificación es inútil. Sin embargo, muchas de las que presentan buenas características comerciales se han multiplicado, sobre todo recientemente, por injerto y, por tanto, mantienen sus características; éstas se clasifican del modo siguiente:

  • Almendra de semillas amargas. la productividad y rusticidad de estas variedades son muy elevadas. Sus frutos, amargos, se emplean en industria y los precios que alcanzan son bajos.
  • Almendra de semillas dulces. De cáscara dura, semidura o blanda.

En España se cultivan, sobre todo, las de semilla dulce y cáscara dura. Las características más notables de las dos más cultivadas se resumen a continuación.

Variedades de la Almendra

Marcona

Variedad muy importante en el mundo, originaria de Alicante. Arbol de porte vertical y muy ramificado. Es muy fértil. L almendra es casi redonda, de buen tamaño, rugosa y de gran calidad. De maduración tardía.

Desmayo largueta

También conocidad como ‘Largueta’, es originaria de Cataluña. Variedad muy productiva. La almendra, de excelente calidad para el tostado, es alargada, puntiaguda y lisa.

Otras variedades de interés más local son las siguientes:

Desmayo rojo

Originaria de Aragón. Variedad de ramas principales erguidas y secundarias de porte llorón. La almendra es alargada y estrecha; de maduración tardía.

Ferragnes

De origen francés, es híbrido de las variedades ‘Cristomorto’ y ‘Ai’. Arbol poco ramificado de buen comportamiento agronómico y muy productivo.

Ramillete

Originaria de Murcia. Arbol vigoroso y productivo, pero sensible a las bajas temperaturas. Buen polinizador. Fruto de buena calidad.

Garrigues

Originaria de Murcia. Arbol vigoroso, muy productivo y buen polinizador. Fruto de buena calidad.

Ferraduel. Arbol de vigor medio. Muy fértil. Con tendencia a una ligera alternancia.

Cultivo de la almendra

La almendra es una especie que requiere de climas secos y templados para su cultivo; se cultiva entre los 30º y los 44º de latitud Norte. Su mayor problema es la precocidad de su floración y fructificación, que la hacen sensible a las heladas primaverales; en consecuencia, apenas puede sobrepasar los 600m de altitud. Las yemas, de tonalidad rosa o blanco-verdosa, se hielan a una temperatura entre -4ºC y los -6ºC; las flores en antesis apenas resisten los -2ºC, y los frutos recién cuajados son más sensibles. Aunque puede desarrollarse bien en zonas con una pluviometría del orden de 500 mm anuales o inferior, las cosechas y su calidad mejoran con el riego. Presenta moderada tolerancia a la humedad, pero durante la floración y en etapas próximas a la recolección ésta puede perjudicarles seriamente.

Tolera moderadamente bien el viento.

cultivo del almendro

Suelos apropiados

Se adapta bien a suelos pobres, secos y pedregosos, aunque prefiere los ligeros, profundos y fértiles. Es uno de los frutales que mejor resiste la caliza activa y la sequía, pero es muy sensible a la asfixia radicular. Es, también, resistente a la salinidad, no habiéndose detectado daños para concentraciones de sales del extracto de saturación del suelo de 3 gr/l.

Floración

Florece en Invierno, de enero a marzo, y a veces ya por Navidad; el fruto tarda unos 8 meses en madurar y se recoge por agosto o septiembre.

Crianza

Es propio de clima cálido y seco, y asilvestrada frecuentemente en ribazos y setos; poco exigente en cuanto a tipo de terrenos, se adapta bien a los secos y pedregosos, prefiriendo los calizos. En los climas fríos, como los del interior de la Península, se desarrolla bien y se cultiva como ornamental o para delimitar campos, pero apenas producen almendras pues éstas son muy sensibles a los fríos tardíos. En el sur asciende hasta unos 1000(1400)m de altitud.

Habitad

De forma natural en el centro y sudoeste de Asia y norte de África. Se reparte por la mayor parte de la Península, aunque es más frecuente en las Islas Baleares, Cataluña y comunidades de Valencia, Murcia y Andalucía.

Plagas y enfermedades

Las principales plagas del almendro son los pulgones y los ácaros:

  • Afidos. Hyalopterus amigdali. Ataca a las hojas que se abarquillan ligeramente en sentido longitudinal, toman un color verde pálido, detienen su desarrollo, engruesan y caen; producen, también, atrofia del fruto. Adicionalmente, la melaza que producen favorece el desarrollo posterior de fumagina. Reduce la formación de yemas florales. Myzus persicae se sitúa en el envés de las hojas a las que abarquilla transcersalmente y reduce el vigor del árbol; ataca, también, a flores y frutos. Es un buen transmisor de numerosas enfermedades víricas.
  • Acaros. Aunque el almendro no es hospedador preferido de los ácaros, es relativamente frecuente encontrarlos en este cultivo. Los más frecuentes son Panonyclus ulmi y Aculus cornutus Banks, que atacan a las hojas a las decoloran o dan una tonalidad plateado-plomiza, respectivamente. Su control, en general, es complicado porque es difícil encontrar los acaricidas adecuados.
  • Hemípteros. El chinche de la almendra. Monosteira unicostata, realiza la puesta en el envés de las hojas. En el hz produce una de coloración blanquecina formada por multitud de pequeñas manchitas; en el envés se aprecian restos  de excrementos y melaza, que es base del ataque de fumagina.
  • Coleópteros. Los más importantes son el gusano cabezudo, Capnodis tenebronis, cuyos adultos se alimentan de hojas jóvenes y las larvas escavana galerías desde las raíces hasta el tronco, y los barrenilloas, Scoltytus rugulosus y S. amygdali, que escavan galerías bajo la corteza de las ramas con secreción de goma que las seca y debilita al árbol y solo se puede combatir preventivamente destruyendo y quemando las ramas atacadas.
  • Lepidópteros. Los más importante son la orugueta del almendro, Aglaope infausta L. un minador de haojas jóvenes, la barreneta en el árbol y almacenado alimentándose de su semilla, la anarsia de frutales de hueso, Anarsia lineatella que daña los brotes, y el arañuelo del almendro, Yponomeuta malinellus, que ataca a las hojas, pudiendo llegar a defoliar el árbol, y produce una gran secreción de seda.

Las enfermedades criptógámicas afectan a las hojas, ramas, flores y frutos. Las más importantes se resumen así:

  • Hongos que solo afectan a las hojas como la mancha ocrácea, la roya o el cribado.
  • Hongos que atacan a ramas y flores como la Moniliosis, el chancro o el moteado.
  • Hongos que afectan a los frutos como la abolladura o la antracnosis.
  • Hongos que atacan a las raíces como la podredumbre del cuello o podredumbre de la raíz.

La bacteria Agrobacterium tumefaciens también ataca al almendro, sobre el que produce los característicos tumores en ramas y raíces; y tambien distintos virus.

Otros Productos recomendables

Sin duda la almendra es un producto muy común en nuestra dieta, pero no el único. Es necesario conocer otros ingredientes que darán sabor a todos tus platos, y aportarán valiosas cualidades y propiedades.

Desde este portal te recomendamos los siguientes:

Espero que hayan sido de tu interés.